Buscar

Cargando...

Partes de una instalación de agua.

Sistema de bombeo

Si el agua de la red no tiene la presión necesaria para llegar al tanque de reserva, o si se trata de agua de lluvia o de manantial, se la acumula en una cisterna o en un tanque de bombeo y desde allí se la eleva con bomba hasta un tanque de reserva ubicado en el punto más alto de la instalación y a una altura que asegure presión y en los artefactos más elevados. Si se bombea desde napa, el agua se envía directamente al tanque de reserva.

Tanque de reserva

El agua de la instalación debe tener en todos los puntos de la cañería por lo menos la presión mínima necesaria. Si en la toma el agua no tiene esa presión, habrá que montar un sistema que la presurice. El sistema más usado a ese fin en Argentina y otros es el de tanque de reserva elevado, sistema en el cual el agua de la cañería es “presionada” por el peso de la columna de agua contenida en la bajada que sale desde el tanque de reserva y en el tanque mismo.

Red de cañerías

El agua se desplaza a presión por un sistema de cañerías: por la montante se eleva el agua al tanque de reserva; el colector deriva el agua desde el tanque de reserva hacia las distintas bajadas y por éstas el agua baja a las cañerías de distribución que alimentan a las distintas unidades de vivienda o a distintos servicios de una misma vivienda. El sistema de cañerías toma una forma semejante a la de un árbol invertido que nace en el tanque de reserva.

Accesorios y piezas

Las cañerías son las venas de la instalación de agua. Se realizan utilizando caños de materiales y diámetros apropiados, con sus correspondientes accesorios de unión y de desvío y provistas de diversos tipos de llaves, válvulas y griferías destinadas a controlar el paso del agua. El buen diseño del sistema de cañerías y su construcción cuidadosa empleando materiales y elementos de buena calidad, son puntos clave de toda instalación de agua.

Agua caliente

En la instalación de agua caliente, el agua “fría” llega (si hay tanque preferiblemente por una bajada especial) al artefacto calentador del agua (calefón, termotanque o caldera). Desde allí se la distribuye, ya calentada, a los puntos de uso. La necesidad de que la temperatura del agua no dañe la instalación y tampoco se pierda en el recorrido de la cañería genera algunas diferencias importantes entre las instalaciones de agua caliente y de agua fría.

Grifos y artefactos

Recorriendo los conductos de este cuidado sistema de captación, acumulación y traslado, el agua llega a destino en los puntos de consumo: los grifos y artefactos en los que el agua será utilizada. Generalmente en esos puntos de consumo convergen la instalación de agua fría, la de agua caliente y la cloacal. La instalación cloacal llevará las aguas ya usadas al correspondiente lugar de descarga o de tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Videos

Loading...